Safe Creative #0902180072603


Este blog es fruto de la colaboración entre dos amigos; todos los textos publicados son fruto de la imaginación de Nando o Roxx.


Todos los derechos reservados.
Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.

24 de marzo de 2009

La balada del Mencey


¡Guayota, Achamán!
Y levantó la añepa, el cetro de los menceyes.
Ya los cánticos eran tenues y los ruegos a los dioses eran una ceremonia carente de sentido







La noche destilara su veneno en alambiques de música y fuego
las piedras del volcán se transformaran en aves de remoto canto
como lamentos en laberintos sonoros circundaran la muerte.


El Mencey ordenara a los volcanes que rompan el cerco
sus fuegos mecerán la red donde caerán todos los tramposos
en el mapa de los huesos guanches.


Con lo que quede, el Mencey esculpirá Diosas

como lo último que venda en los mercados del infierno.


Los nervios se sublevaran para dar paso al delirio
ejecutándose entre los despojos
de los guanches masacrados en las laderas del Teide

por los sicarios de Dios y del Rey.


Con lo que quede, Añaterve hará lapidas
como lo último que venda en los mercados del infierno.


En una atronadora música danzaran con todo este delirio
los estampados huesos en las rocas volcánicas y nunca sera hoy.


Con lo que quede, Bencomo hará hachas

como lo último que venda en los mercados del infierno.


Un gran ruido los despertará a todos cuando menos lo esperen
en el magisterio de sus ocupaciones cotidianas
y ya no podrán tomar la leche ordeñada a la cabra de tetas de oro.


Con lo que quede, El Mencey loco Beneharo hará mortajas
como lo último que venda en los mercados del infierno.



Safe Creative #0903232807372

2 comentarios:

fly dijo...

Muy ilustrativa la entrada, la verdad no estaba al tanto del tal Mencey... gracias por aportarme hoy con lo que me tocaba aprender...
Nuevamente hay sido un placer contar con vosotros. Un abrazo.

Fermín Gámez dijo...

Es un poema repleto de resonancias épicas, si se me permite decirlo así. Me gusta ese tono de profecía que subyace. Y los vocablos coloristas.